Inicio Establecimiento Un Holograma que cobra vida, ¡mucha vida!, dentro de un comercio de París