Inicio Establecimiento Envoltorios que se comen, la idea de KFC para reducir residuos en los restaurantes